Carlos Díaz García-Mauriño (1922-1992). In memoriam.

8 julio 2010

Me vais a permitir, queridos amigos, que dedique un recuerdo a uno de los profesores más brillantes que han pasado por nuestro Instituto: Carlos Díaz García-Mauriño. Si me pidieran que lo definiera diría que Carlos fue, como persona, un ser humano afable y atento; y, como científico, un auténtico sabio, al que el mundo de la cultura de nuestra ciudad le debe mucho. Pero a lo que a nosotros respecta, hemos de decir, que Carlos fue uno de los primeros profesores de nuestro Instituto (inicialmente llamado I.N.B. “Polígono de Levante”), pues se incorporó en su primer curso académico iniciado el 1 de Octubre de 1979; al siguiente curso, por comisión de servicio, se marchó al INBAD de Alemania (el había dado clase en una Universidad de este país), para regresar de nuevo al ya  I. B. Blas Infante el 1 de octubre de 1983, donde ejerció como profesor de Ciencias Naturales, hasta su jubilación. Tuvo una vida intensa dedicada a su familia, al estudio y a la enseñanza de las Ciencias (era Licenciado en Minerología y Ciencias Químicas) dejándonos, aparte de numerosas publicaciones, el Museo de Ciencias Naturales de Córdoba, integrado por una completa colección de minerales, rocas, moluscos, fósiles y sólidos cristalográficos que generosamente donó a la Obra Social de Cajasur que quedó ubicada en el Palacio de Viana. Recientemente, Cajasur la  ha  donado a la Universidad de Córdoba, y hoy la podemos admirar en Rabanales.

Carlos falleció el 29 de octubre de 1992, pero dejó viva la huella que siempre dejan las buenas personas y los grandes maestros.


1993. Imposición de insignias.

21 mayo 2010

El 22 de diciembre de 1993, se impusieron las insignias del I.B. Blas Infante a los alumnos que realizaron C.O.U.  en el curso académico de 1992-93. En las fotos, aspecto general y parciales de asamblea celebrada por la Promoción 1989-1993.